120 personas participaron de la tercera versión de la Escuela de Ciencia y Cerveza 2020

Cinco cursos reunieron a participantes de Chile y Argentina, interesados en aprender cómo hacer cerveza y, en otros casos, mejor la calidad de la producción de sus cervecerías

La tercera versión de la Escuela de Ciencia y Cerveza fue organizada por el Instituto Milenio de Biología Integrativa (iBio) y se desarrolló entre el 24 y 27 de junio 2020. Contó con el apoyo del Programa Internacional Ciencia y Cerveza del Instituto Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales (IPATEC, de Bariloche, Argentina), Iniciativa Científica Milenio y la Productora 4ID, reuniendo a 120 personas a través de la plataforma Zoom.

Las clases fueron impartidas por el Dr. Diego Libkind, del IPATEC, y por los académicos de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), el Dr. Felix Rojas y la Dra. Beatriz Valenzuela.  Por primera vez y consecuencia del Covid-19 se realizaron de manera online con gran asistencia.

Contó con 120 participantes la Escuela de Ciencia y Cerveza 2020, quienes se conectaron desde Argentina, de entre ellos de Córdoba, Buenos Aires y Bariloche, por su parte desde Chile, se conectaron de Iquique, Santiago, Valparaíso, Colchagua, Concepción, Valdivia, Osorno, Puerto Montt, Futaleufú y Coyhaique.

El Dr. Diego Libkind dictó tres de los cinco cursos, uno de ellos fue el de Manejo de levaduras y cervezas, cuyo objetivo fue transmitir conocimientos teóricos que contribuyen a un mejor entendimiento de las levaduras cerveceras. El segundo curso desarrollado por el académico de IPATEC fue Contaminantes cerveceros y sus control en fábrica, y finalmente  Introducción a la evaluación sensorial de cervezas.

Valentina Abarca, es asistente de investigación del laboratorio de Genética Molecular de la USACH, y participó como coordinadora de la Escuela de Ciencia y Cerveza, y ella comentó que el curso es bastante útil para que los productores puedan lograr estandarizar la elaboración de la cerveza y no tener tantas diferencias entre una muy buena producción y luego, que cambie la calidad del producto. “Esto debido a que los participantes adquieren conocimientos respecto a procesos que son relevantes de controlar, como el origen del agua y calidad de agua y el manejo de la levadura, por ejemplo”, detalló Abarca.

Un nuevo curso que atrajo el interés de participantes de los participantes fue “Hidromiel, estilos e investigación”, desarrollado por la Dr. Beatriz Valenzuela, ella explicó en detalle sobre qué es la hidromiel, cómo se logra la fermentación adecuada, entregó información de cómo se puede definir estilos y clasificaciones, así como innovación e investigación respecto a esta opción de producción. En este sentido, el Dr Francisco Cubillos, académico a cargo de la organización de la Escuela, comentó “Muchas personas que participaron en versiones anteriores de la Escuela eran Hidromieleros y que manifestaron la necesidad de tener cursos en esta temática, por lo que decidimos invitar a Beatriz que es una de las más destacadas Hidromieleras en el país”.

El último curso que cerró el día 27 de junio fue Tratamiento de agua para la elaboración de cerveza, por el Dr. Felix Rojas. El académico de la USACH, quien destacó que el agua es un elemento clave en la producción cerveza, y para muchos, fue toda una novedad aprender las técnicas que permiten modificar los perfiles minerales del agua y adaptarlos acorde al estilo de la cerveza que se quiera fabricar.  “Hace dos años que tengo una pequeña producción de 90 litros de cerveza y he explorado la forma de controlar la mayor cantidad de procesos. Uno de ellos es regular las características del agua como variable importante y que el cervecero artesanal también podría realizar”.

Esta Escuela fue una buena experiencia, se desarrolló bastante bien, sobre todo porque las personas se mantuvieron interesadas a lo largo de la sesión. Recibí consultas en la misma actividad y por correo, donde las que más se repitieron fueron como modificar el agua, dónde conseguir productos y aspectos del ph del recurso.  Lo importante, fue transmitir que se puede controlar el proceso para la obtención de mejores resultados” contó el docente de la Usach.

Respecto a conclusiones finales, el Dr. Francisco Cubillos, académico de la Facultad de Química y Biología (Usach), e investigador del Instituto Milenio de Biología Integrativa (iBio), dijo “Este año fue un todo un desafío para nuestra Escuela, tanto en términos de convocatoria como de participación en línea. Afortunadamente, todo resultó perfecto, la gente se conectó y no tuvimos problemas de conexión que impidieran realizar los cursos. Estamos muy contentos por el éxito de la Escuela y su inclusiva participación a nivel nacional. Fomentando el desarrollo de la cervecería con conocimientos científicos en Chile y Argentina”.