Porque plantar árboles

Todas las plantas hacen fotosíntesis, usando dióxido de carbono para producir materia orgánica y oxigeno. De esta forma los arboles secuestran dióxido de carbono, uno de los principales responsables del calentamiento global, desde la atmósfera a medida que crecen.

No solo eso, los arboles nos ayudan a bajar la baja la temperatura de los edificios y casas que se encuentran a su alrededor a través de la evapotranspiración de agua y al darnos sombra  también ayudan a reducir nuestras emisiones de carbono por calefacción (Akbari 2002). También son capaces de capturar monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, dióxido de sulfuro y otros materiales particulados pequeños  (Nowak et al. 2006; Jones et al. 2017). El uso de arboles urbanos y la reforestación si tiene un impacto en el ambiente (Fargione et al. 2018)y nuestra salud (Jones et al. 2017; Bernal et al. 2018).

Luchemos contra la deforestación: Planta por el planeta